martes, 16 de junio de 2015

LA HABITACIÓN DE CARMEN .... POR FIN!



En octubre Carmen cumplirá siete años y hoy por fin puedo decir que la decoración de su dormitorio está finalizada.

Algunas sabréis que me encanta la decoración, de hecho en el blog hay una sección de decoración infantil para poder sacar un montón de ideas y conocer las tendencias, pero lo difícil es ponerlas en práctica con éxito.

Después de varios años encargándome personalmente de la decoración de mi casa, no estaba totalmente satisfecha con el resultado, veía que a varias estancias de mi casa les faltaba algo, pequeños toques clave que hacen una estancia especial, así que me puse en contacto con Edyta para que me echase una mano con el dormitorio de Carmen y vía mails, whatsApps y llamadas hemos conseguido justo lo que ansiábamos: un espacio sereno, clásico y atemporal que vaya creciendo según las necesidades de nuestra hija. 

Edyta, que me captó tanto nuestro gusto como nuestras necesidades al vuelo sólo con ver cuatro fotos, cambió la cajonera de sitio y nos propuso crear un rincón de lectura (donde antes teníamos esa cómoda y una mesita con dos sillas pequeñas) ya que antes de irnos a dormir, Carmen y yo leemos juntas, una idea que nunca se me habría ocurrido!

Cuando veáis las fotos de su dormitorio veréis que éste sólo lo utiliza para dormir, ya que luego tiene el cuarto de juegos que ya os enseñé algunos detalles en el blog (también asesorada por Edyta) donde los juguetes, libros y dibujos en la pizarra consiguen que nunca esté perfectamente ordenado.

El leitmotiv de esta decoración son los lunares o topos, tal y como os había contado hace unos meses (aquí), y la culpa de ello lo tuvo la alfombra lavable de Lorena Canals ya que, a partir de ella, surgieron los demás complementos: manta de ganchillo y cojines redondos también de Lorena Canals.

Tampoco podían faltar los adorados ositos de Carmen, están por todos lados: en su funda nórdica, en la cortina de su vestidor, cuadros y muñecos.

Para aportarle ese toque de glamour que tanto nos gusta a Edyta como a mí, incluimos pequeños toques dorados salpicados a lo largo de toda la habitación (tiradores, espejo, cerdito, cajas y cojín de lunares).

Los DIY están por toda mi casa, así que en el dormitorio más dulce no podían faltar: hemos pintado las letras TOYS de dorado, hemos hecho los cuadros de cabecero y le hemos cambiado el "outfit" al osito de la butaca (la corona está hecha de un rollo de papel higiénico).


Os dejo con las imágenes del dormitorio, a ver qué os parece.

Feliz día!