viernes, 1 de noviembre de 2013

La luz y el maquillaje

Todo el mundo tiene diferentes opiniones en cuanto a con qué luz nos tenemos que maquillar. Aunque
yo siempre digo que lo ideal es maquillarse de frente a una ventana, o a poder ser, en una terraza o similar ya que la luz es la natural. Pero esto depende de a que sitios vallas a ir. Si vas a ir a un restante, normalmente las luces allí suelen ser mas a mirillas, por contrario en el metro suelen ser blancas.


¿Qué pasa si nos maquillamos con una luz demasiado cálida, osea, demasiado amarilla o anaranjada? Pues que parecerá que no llevamos apenas maquillaje y pondremos y pondremos, y al salir a la calle iremos, pues bueno, como todo el mundo dice: "pintadas mas que una puerta".

¿Y si escojo una luz muy fría, osea, blanco-azulado tipo luz del metro o fluorescente frío? Que para empezar, nos veremos con mala cara ya que este tipo de luz consigue que nos veamos todas y cada una de las imperfecciones, y en segundo lugar, que en cuanto nos maquillemos se verá bastante el contraste del maquillaje y nos maquillaremos demasiado poco. Lo bueno de esta luz es que enseguida sabrás si has elegido tu tono de maquillaje correcto.

Lo ideal siempre para maquillarse es un tipo de luz que se llama “luz día” (no me refiero a la luz de la calle propiamente dicha, sino a una bombilla que hace una luz que se llama “luz día” que es como se llama realmente). Y dentro de la luz día intentad que sea ligeramente más cálida que fría.

Y otro cosa muy importante es tener en cuenta donde está posicionada la luz a la hora de maquillarnos, lo ideal sería tener toda la cara iluminada para no tener ninguna parte de la cara con sombras.

Esto a sido todo por esta semana, la semana que viene mas, un beso a todas!
¡Recordad nuestras redes sociales! Os las dejo aquí abajo: