martes, 7 de mayo de 2013

S.O.S TENGO UNA BODA

Con el buen tiempo llegan las invitaciones de boda y siempre se agradece que alguna llegue a nuestras manos. Estamos encantadas de ser una de las invitadas al encuentro, pasarlo bien con los amigos, conocer gente nueva y cómo no, disfrutar viendo la felicidad de los recién casados. Pero, al margen de todo esto, nos surgen dos grandes problemas...

La primera escoger el modelito perfecto. Siempre queremos estar a la altura de las circunstancias, gustar y sentirnos cómodas con nuestro look escogido. Pero, ¿cuántos quebraderos de cabeza conlleva elegir el vestido ideal para la ocasión?

El segundo problema, o al menos para la mayoría, es el tema económico. Regalo para los novios, peluquería, vestido, zapatos, complementos...todos van a una. Por lo que debemos estar muy seguras de la opción escogida, ya sea comprado en una tienda o diseñado y confeccionado por una modista particular.

Hay que buscar la opción perfecta, que combine la calidad, la elegancia y el low cost. Aquí os dejo algunas de las inspiraciones que os pueden servir para encontrar el modelito idóneo, ya sea una boda de día o de tarde, con un poco de imaginación seguro que llamarás la atención de todos los invitados.

Boda de día
 
Para una boda de mañana, la opción más convencional son los vestidos con un largo por la rodilla, aunque es cierto que en los tiempos que corren el abanico de posibilidades es inmenso, ahora no es tan estricto el protocolo y se puede jugar con diferentes largos y pieza. Así faldas, pantalones o monos entran a formar parte del dress code de las bodas de este verano. Eso sí, juega con los complementos y los tocados, será la forma en la que brillarás en la boda...



















Boda día






































  ..............................................................................

Boda de tarde

Para una boda de tarde, tanto los colores como los tejidos varían, de igual modo que la opción más usual es el vestido largo, siempre ajustándonos a nuestro físico y a nuestro estilo. Hay que tener en cuenta que todo no siempre favorece, por mucho que nos guste en la percha... También puede pasar que quieras enseñar piernas o que simplemente no te gusten este tipo de trajes largos. No te preocupes en este último caso, pues también hay opciones para ti. Además, una boda de noche permite introducir lentejuelas y brillos, y aunque ya no es obligatorio llevar tocado o pamela como en el caso de las bodas de mañana, cada vez es más usual encontar algún tipo de adorno para el cabello.