martes, 28 de agosto de 2012

Hay que conocer el pasado, para entender el presente y proyectar el futuro.

Durante el siglo XX y en adelante hay un cambio muy grande en la moda, hasta entonces los iconos que imponían las tendencias eran los príncipes, la nobleza y la aristocrácia... Primero el cine mudo y después el hablado lanza "estrellas de cine" que nos guiarán en la moda de sus tiempos.

Desde principio de siglos hasta el final los cambios abarcan todas las posibilidades de creación, desde la elegancia victoriana y clásica de principio de siglo hasta el desenfado de los cabellos largos de los hippies en los 60 y adelante.

1900-1910


Esta fue una época en la cual la mujer hacía lo que fuese por tener una piel blanca, ya que estar morena era cosa de los trabajadores que pasaban tantas horas al sol.  En esta época la mujer llegaba a arriesgar su salud, usando blanqueadores que contenían plomo o arsénico, llegaban incluso a marcarse las venas para que no hubiese duda de la delicadeza de su piel.
 Para estrechar la cintura, las mujeres de la época usaban corsés, llegando a deformar los órganos internos, y en algunos casos llegando a la muerte.
Los cabellos lisos no se llevaban para nada, el cabello ondulado era la tendencia fuerte, usando permanentes, rizadores y postizos.
No estaba bien visto el maquillaje, pero las actrices impulsadas por la ola feminista se empezaron a maquillar fuera de escena, de esta manera las mujeres poco a poco empezaron a usar rimel, colorete y a teñirse el cabello con henna.

 Vintage años 20
 Fue el gran diseñador francés, Paul Poiret, conocido como El rey de la moda, rival y enemigo de Coco Chanel, quien en la década de los años 20 liberó a la mujer del corsé, buscando de ese modo, eliminar la sobriedad y potenciar su propia naturalidad.
Conocido como el Picasso de la moda, Poiret es recordado por crear la falda a medio paso, añadiéndole flecos desde el muslo hasta la rodilla, sus trabajados turbantes para la cabeza, túnicas versátiles o vestidos que permitían libertad de movimiento.
Acostumbrado a trabajar con telas como la organza, el tul, la piel o la seda, en tonos vibrantes como el cereza sobre dorado, Poiret nos dejó en herencia su gusto por las combinaciones orientales.



 AÑOS 30: DÉCADA DE RIZOS

La mujer extremadamente femenina, la figura continuó siendo delgada pero adquirió otros contornos, recordando a las figuras griegas, se cambió la línea recta, el talle estrecho se realzó con cinturones anchos de cuero o de la misma tela del vestido. Las polleras se ciñeron a las caderas, muchas veces presentaban un movimiento oscilante debido a su forma acampanada. El corte al bies, los drapeados y los recortes eran muy importantes para conseguir esta forma. Mariano Fortuny lanza la moda del vestido Delphos



Vintage años 40

Fue al inicio de los años 40 cuando surgieron las primeras innovaciones en el vestir femenino, podemos recordar a una joven Lauren Bacall mostrando una moderna boina de la época, junto a Humphrey Bogart, en El sueño eterno.



 A mediados de la década, y durante la ocupación nazi, Francia pierde el liderazgo de la moda con la consiguiente prohibición del uso excesivo de adornos, excepto (curiosamente) de lentejuelas.
No es hasta finales de los 40, cuando la moda recobra el espíritu innovador, siendo protagonista el pantalón como indumentaria femenina para el trabajo, con una joven Marilyn Monroe luciendo los primeros blue jean, que dieron paso al primer atisbo de tendencia vaquera.

 Vintage años 50

Años de esplendor para la figura femenina. Con Marilyn Monroe como icono de la moda, la mujer cobra protagonismo, manifestando su feminidad sin llegar a ser provocativa.
Una época dorada para firmas como Pierre Cardin, Coco Chanel o Givenchy en la que destacan los colores y estampados llamativos en trajes de baño, añadiendo a sus colecciones guantes y tocados.